La renovada plantilla del Levante UD Femenino fue presentada en el Ciutat de València durante el descanso del Levante - Deportivo / Foto: Jorge Ramírez (Levante UD)
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar

Después de un intensísimo verano, la sección femenina del Levante UD arranca hoy una temporada repleta de cambios. Como principal novedad, el compromiso de esta tarde ante el Madrid CFF se disputará en la Ciudad Deportiva de Buñol. Con una plantilla renovada y rejuvenecida, el equipo de Andrés Tudela buscará despejar las incógnitas generadas desde el final del curso pasado.

La pretemporada ya es historia y por fin ha llegado la hora de la verdad. Esta tarde, desde las 17:00, comenzará a rodar un proyecto que no ha dejado de generar dudas durante el verano. La sede ya no será Paiporta y muchas de las caras sobre el césped serán nuevas, aunque en el banquillo seguirá sentado el mismo hombre que dirigió al equipo durante las dos últimas temporadas: Andrés Tudela.

Con el fin de mejorar la calidad de las instalaciones, se ha decidido dejar de jugar en El Terrer de Paiporta para asentar al equipo en la Ciudad Deportiva de Buñol. Este es un cambio que mejorará las condiciones para la práctica del fútbol, aunque ha sido muy cuestionado por la afición por la dificultad que supone realizar un desplazamiento de 40 kilómetros para ver al equipo cada dos fines de semana. Pese a la propuesta de la Peña Levante Femenino de buscar un campo de césped natural más cercano, la solución que ha decidido ofrecer el club ha sido un autobús gratuito para asistir al partido de hoy.

Además del nuevo terreno de juego, los aficionados deberán acostumbrarse a las doce caras nuevas que presenta la plantilla: nueve fichajes y tres jugadoras incorporadas desde el filial, que se proclamó campeón de Liga la pasada temporada en Segunda. Tampoco sigue al frente del segundo equipo Maider Castillo, que ha pasado a ocupar un cargo en el área técnica del club siendo sustituida por Quino García al mando del ‘B’.

La portería será todo juventud, con dos guardametas nacidas en 1999 como Noelia Ramos y Sandra Torres. La primera de ellas llega como uno de los fichajes más ilusionantes tras despuntar en el Granadilla y proclamarse campeona de Europa Sub-19. La segunda, por su parte, buscará consagrarse en la meta levantinista tras alternarse el año pasado con Noelia Bermúdez. La costarricense, muy cuestionada durante la temporada pasada, ha cambiado de equipo pero no de ciudad: se ha unido al Valencia junto con la arquera canterana María Pi.

No ha sido menor la revolución en la defensa, donde han dejado el Levante Olivia, Infante, Mariajo y Nieves. A cambio, han llegado a la disciplina granota los fichajes de Greta Espinoza, Padilla y Natalia Ramos junto a las canteranas Palacios y Jiménez. Ninguna de ellas supera los 22 años. La experiencia la pondrá la capitana Sonia Prim, que sigue en el club junto a Guti. Con las nuevas incorporaciones se espera evitar la situación del año pasado, en la que Andrés Tudela tuvo que atrasar a algunas de sus centrocampistas durante muchos partidos y el equipo lo pasó mal atrás con ellas fuera de sitio.

En el centro del campo no han caído tantas jugadoras, aunque el Levante también ha reforzado bien la posición con las llegadas de Alba Aznar, Miriam Diéguez y las internacionales Jéssica y Sofie. La baja más sensible es la de Alba Merino, que se marcha junto a Nagore tras seis temporadas en el club. Por otra parte, también destaca la vuelta a los campos de Buceta tras perderse toda la temporada pasada por lesión. La medular seguirá estando dirigida por Maitane y Carol, mientras que Alharilla, Ida, Lucía y Nerea pelearán por un puesto en las bandas.

En cuanto a la delantera, parece tratarse de la posición en la que más ha salido perdiendo el Levante en el mercado de fichajes. La dupla Charlyn-Marijose que tiró del equipo durante la temporada pasada se queda coja con el regreso de la tinerfeña al Granadilla. Su baja se suma a la marcha de Adriana y Sheila al Málaga y a la salida de Andrea Esteban, que ha fichado por el Valencia tras recuperarse de una grave lesión mientras actuaba de segunda entrenadora en el filial. La difícil tarea de sustituirlas recae sobre la prometedora canterana Maribel, ya que Marta Cardona llega para actuar en la posición de extremo.

La única pieza de sobra conocida y a la que ya está acostumbrada la afición es Andrés Tudela. Durante una segunda vuelta en la que el Levante perdió casi todos sus partidos a domicilio y pasó muchos apuros para ganar en casa a equipos de la zona baja, la noticia de su renovación hasta 2019 dejó desconcertados a muchos. Poco después llegaría el derbi disputado en Mestalla que se saldó con un contundente 6-0 favorable al Valencia e hizo crecer las críticas.

Tudela ha querido ser cauto y ha pedido paciencia con una plantilla joven (22,5 años de media) que puede sufrir un poco al principio para adaptarse a un club de primer nivel en la Liga Iberdrola. Además de esta circunstancia, se percibe un aparente desequilibrio en la plantilla, con una muy extensa nómina de centrocampistas y una delantera algo escasa de efectivos.

A partir de hoy se empezará a saber qué rumbo tomará el Levante durante una temporada importante en la que el fútbol femenino español está creciendo más que nunca. La retransmisión por televisión de cinco partidos por jornada de la Liga Iberdrola y la aparición de nuevos proyectos ambiciosos son prueba de ello. Es por ello que el club más laureado de España debe crecer al mismo ritmo y, aparentemente, necesita algo más que el cuarto puesto de Liga y los cuartos de final de Copa alcanzados la temporada pasada.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí