Ilusión y trabajo. Con estas dos premisas Nuno ha conseguido forjar a un equipo que va como la seda y que tiene encandilado al aficionado ché como en las mejores épocas. Llegaba el derbi contra el Villarreal, partido que se tildaba como la salida más complicada de la primera vuelta, es más, en los últimos años las visitas al Madrigal eran un camino de espinas para el Valencia, desde 2006 no se conseguía la victoria. Todo esto se acentuaba al recordar la ultima derrota visitante que tuvieron los blanquinegros en Riazor. Podia haber sido una batalla perdida.

Nuno es un hombre que sabe lo que dice, y sabe hablar muy bien, pero a parte de eso también trabaja y cumple, un discurso que conecta con la afición y el jugador, siendo justo y sabiendo gestionar un vestuario joven, dando ese pequeño aliciente para que los “niños” no pierdan el hambre y sepan levantarse cuando vengas las vacas flacas -que seguro vendrán,esto solo acaba de comenzar- , de momento el primer lance se solventó bien, la derrota en Riazor fue dolorosa pero el portugués ya advirtió en rueda de prensa que su equipo no perdería dos partidos seguidos, lo cumplió con creces.

El equipo funciona bien, me fascina la defensa, Otamendi es el Ayala del presente, y Mustafi es todo un campeón del mundo que no se arruga ante nada, el centro del campo es equilibrio y calidad, Parejo y André Gomes ponen la organización y “el invisible” Javi Fuego equilibra la balanza, sin olvidarnos de Carles Gil, el valenciano tiene calidad de sobra y poco a poco se está ganando la confianza del entrenador, y arriba, arriba muerden Paco, Rodrigo y Negredo, un Negredo que poquito a poco va cogiendo minutos y pronto estará listo para oler la sangre. Un Valencia efectivo, que de dos llegadas marca tres goles, casualmente el “hat-trick” del equipo es el marcador que más se ha repetido en estas 10 jornadas de liga.

Después de hablar del equipo voy detenerme en dos jugadores, primero, Paco Alcácer, el “9” del Valencia y de la selección ha tenido un comienzo de temporada memorable, ahora quizá se le vea más apagado -no marca con el Valencia desde el 25 de septiembre-, pero Alcácer es más que gol, es esfuerzo defensivo, solidario con el compañero y asistente -lleva 3 en lo que va de liga-, en el partido ante el Elche se le vió cabreado tras ser cambiado por Nuno, además la semana pasada estuvo envuelto en una pequeña polémica en un entrenamiento con Filipe Augusto, polémica que se encargó de zanjar él mismo el sábado en sala de prensa. En el derbi estuvo participativo y peleón, aunque a veces se le vió muy solo arriba, fruto de los minutos en los que el Villarreal apretó a los valencianos en ataque.

El otro delantero, Rodrigo Moreno Machado, el hispano-brasileño no juega en su posición natural -Nuno lo utiliza por la banda derecha- y solo ha anotado un gol oficial con el Valencia, de penalti, en el Coliseum  Alfonso Pérez de Getafe, Rodrigo está para otras tareas, el “17” se encarga de desbordar por su banda -lo hace bastante bien- y poner los balones al área alternándose con el lateral de turno, en este caso Antonio Barragán.

Ambos talentos pasan por malos momentos de cara al gol, pero este Valencia tiene algo que se antoja vital en el fútbol, la efectividad, en años anteriores el equipo generaba buen juego pero no tenia unos jugadores con fortuna de cara a portería, no llegaban los resultados, este año es todo lo contrario. Nuno aún está en busca de un estilo de juego que funcione a las mil maravillas con los jugadores que dispone, la filosofía no se negocia -trabajo y esfuerzo en cada entrenamiento-, la linea de mediocentros vuelve a ser protagonista en la tabla de goleadores y los defensas también se suman a la fiesta, Otamendi, Gayà, Orban y Mustafi  -igualado a tres goles con Miranda, defensa atlético- saben lo que es celebrar un gol esta temporada. El balón parado también es pieza importante en los planes de este reciclado Valencia, la estrategia se prepara meticulosamente en el laboratorio de Paterna y de momento está dando buenos frutos.

Tras diez encuentros de liga el Valencia es segundo a un solo punto del Real Madrid y con el Atlético de Madrid empatado a puntos. Viene un mes de duro trabajo en cuanto a enfrentamientos se refiere, Athletic de Bilbao en casa, Levante en el Ciutat de València y FC Barcelona en Mestalla, hay tiempo para preparar dichos encuentros semana a semana, quizá solo haya que medirse en dos cosas, saber sobrevivir a la baja de Parejo- de cuatro a seis semanas de baja- y ver donde esta el techo de este equipo, tanto en casa como fuera, donde le cuesta un poco más imponer su juego.

Foto: Valenciacf.com

 

Compartir
Artículo anteriorTyton: “No me esperaba perder la titularidad”
Artículo siguienteEl Levante peleará por el regreso de Koné
Estudio Periodismo en UCH-CEU. Colaboro en distintos medios como VAVEL.com y el blog @GranMurcielago (www.murcielagofutbolero.blogspot.com). Me apasiona la radio, dirijo el programa Punto de penalti los martes de 13:00H a 13:30H en RadioCEU.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí