El Valencia ha llegado finalmente a su peor momento de la temporada. Era cuestión de tiempo y no hay que darle más importancia de la que tiene, pero hay que prestar atención porque las dos derrotas en los tres últimos partidos reúnen similitudes.

Dos encuentros perdidos fuera de casa, sin Guedes y con un Montoya que deja mucho que desear. Son tres de las particularidades que tuvieron los partidos contra Getafe y Eibar. El valencianismo ha llegado a la misma conclusión: hay una considerable fractura entre titulares y suplentes, como ha quedado demostrado estas semanas con las ausencias de bastantes de los integrantes del once de gala.

Guedes no tiene reemplazo en la plantilla de Marcelino. Andreas Pereira no genera ni la mitad del peligro que el portugués y Nacho Gil todavía destaca menos.

Robert jugó bien en Copa pero no ha participado en Liga y se le busca salida. En Ferran no podemos depositar todavía el peso de la banda derecha pero es bueno que vaya jugando, como el otro día en Ipurua.

Ese flanco diestro tampoco mejora en su retaguardia. Montoya llevaba siendo el punto débil del once desde el comienzo de la temporada pero en las últimas jornadas su nivel ha descendido aún más, encenciendo las alarmas de la grada. Y Nacho Vidal, pese a lo que dicen muchos, necesita foguearse en un equipo de menor nivel para poder jugar en un grande como el Valencia.

Así las cosas la ‘MM’ lleva tiempo mirando al mercado y en lo alto de la lista han escrito un delantero: el futbolista del Everton Sandro Ramírez.

Enero viene con un calendario muy apretado y el canario es necesario tanto si Zaza se opera de su rodilla aprovechando el parón como si los 3 de arriba no son baja.

El rendimiento de Simone, Rodrigo y Santi Mina ha sido impresionante, callándonos la boca a la mayoría, pero nunca viene mal sumar un cazagoles que encima reúne cualidades distintas al resto.

La ‘MM’ también es consciente del agujero en el lateral derecho aunque Matteo Darmian, el nombre que más ha sonado para reforzar esa demarcación, me convence muy poquito.

Sabemos de lo apretado que está el presupuesto pero la incorporación de Sandro y un lateral derecho no debe privarnos de un sustituto de Kondogbia. El 16 lo está jugando casi todo y es el único centrocampista con un perfil defensivo. A medida que avance la campaña será primordial dar descanso a los titulares sin que ello suponga un importante bajón en el rendimiento del equipo, como ha pasado hasta ahora.

Esperemos que la ‘MM’ consiga hacer magia de nuevo y que el Valencia siga con la magnífica temporada que está firmando hasta el momento.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí