Fotografía: Lázaro de la Peña

Sábado. 7 de julio de 2018. El Valencia CF 2018/2019 ya ha empezado a dar sus primeros pasos en forma de pruebas médicas, aunque será el próximo día 9 cuando los jugadores se vean de nuevo las caras con la Ciudad Deportiva Antonio Puchades. Con un ilusionante pero exigente año por delante, la razón obliga a tener que armar una plantilla sólida, competente y con variantes. En definitiva, dotar a una plantilla correcta de las hechuras suficientes para rendir con tres competiciones y una celebración ´centenaria´ por delante. Por lo tanto, sacaremos a relucir el bisturí para diseccionar, una por una, las demarcaciones de la disciplina valencianista con la intención de conocer cuál es el contexto actual de cada una de ellas.

1.- Portería:

  • Situación actual: Cerrada

La única posición en la que no se espera, a priori, ninguna sorpresa en las oficinas del club de Mestalla. Con un Neto Murara que llegó con escasa confianza tras estar a la sombra de un gigante juventino como ´Gigi´ Buffon, consiguió sorprender a propios y extraños hasta convertirse en el guardián de la muralla valencianista. Y si a eso le sumamos a un Jaume Domènech que ha conseguido guardarse la confianza de Marcelino en el bolsillo gracias a su carácter, compromiso y capacidad para hacer grupo (más allá de sus correctas actuaciones cada vez que pisa el verde), nos encontramos con una tesitura que invita a no modificar ni un ápice de los cimientos que sujetan la portería.

2.- Lateral derecho

  • Situación actual: falta, mínimo, un refuerzo.

La gran asignatura de Marcelino la temporada pasada. La escasa confianza que le transmitía Martín Montoya en los partidos a domicilio por su reducida fiabilidad defensiva y la repentina desaparición de Nacho Vidal de cualquier plan que diseñase el técnico asturiano, obligan a tener que encontrar esa pieza en el ajedrez que consiga reforzar al equipo en ese carril derecho que tantos problemas despertó el anterior curso. Muchos han sido los nombres que han saltado a la palestra: Darmian, Mensah, Meunier, Mario Fernandes, Hans Hateboer, Paulo Díaz, Aleix Vidal… Sin embargo la única realidad es que las demandas de Marcelino cumplen un patrón sustentado en tres máximas: un lateral con un corte más defensivo, con fortaleza física y con capacidad para incorporarse sin descuidar sus ocupaciones defensivas. Atributos que no cumplen ni un Montoya con unn incierto futuro ni cumplía un Vidal que se marcha a Córdoba, pero que también obligan a descartar de esa copiosa lista dos nombres como Meunier y Aleix que ofrecen numerosas dudas en el repliegue.

3.- Centrales

  • Situación actual: se espera una salida tras el fichaje de Diakhaby

Overbooking en el carril central de la Avenida de Aragón. Una de las demarcaciones que presentó una mayor mejora con respecto a ejercicios anteriores, pero que ofrece cierta desconfianza por la fragilidad física que presentaron sus integrantes. Excepto Rubén Vezo, el resto de centrales experimentaron numerosos episodios de lesiones que obligan a mostrarse escépticos con una temporada tan exigente física y mentalmente en el horizonte. Por ello, Longoria presentó encima de la mesa de Marcelino el nombre de Diakhaby, central de 21 años que ha despertado todo tipo de comentarios por la cuantía de su traspaso (15 millones) y su inexperiencia, pero que pone al servicio del colectivo unos atributos que dotan al eje central de la defensa de una mayor rocosidad: domina el juego aéreo, el choque y las coberturas al espacio. Sin embargo, está por ver cuál será el elegido para abandonar la disciplina después de su llegada, con unos Garay y Paulista que se presentan indispensables para Marcelino, un Murillo que dejó unas impresiones notables cuando el quebradero de cabeza en forma de pubalgia le permitió actuar y un Vezo que cumplió cada vez que se le solicitó su presencia, incluso en el carril derecho.

4.- Lateral izquierdo

– Situación actual: posible cesión de Lato.

Made in Paterna. Jose Luís Gayà y Toni ´Lato´ fueron los dueños del carril izquierdo en el regreso del Valencia CF a la máxima competición continental. Con un Gayà que, por momentos, sacó a relucir ese fútbol que maravilló al panorama internacional con su irrupción en la temporada 2014-2015, parecía haberse estancado las últimas temporadas acusado por una plaga de lesiones que le impedía tener continuidad y un rendimiento grupal que no acompañaba en la hazaña. Sin embargo, aunque le queda aún mucho camino por recorrer y muchos automatismos por adquirir, se espera que sea la temporada de la consagración del de Pedreguer, que con tan solo 23 años ya lleva 4 siendo amo y señor del lateral izquierdo.

La situación de Lato es más compleja. En el club se tiene una confianza firme en él, conscientes de las capacidades técnicas y tácticas que tiene, y por ello ya se apostó fuerte por sus capacidades dejándole como integrante de la primera plantilla. Sin embargo, el jugador de la Pobla de Vallbona dejó algunas dudas en la faceta defensiva y se ha llegado a sopesar la idea de dejarlo marchar en forma de cesión para que disfrute de una participación constante. Marcelino cuenta con él, pero también es consciente de los inconvenientes que puede tener para un jugador de su edad el ver frenada su progresión de una forma tan radical y, por ello, se tomará una decisión conjunta a lo largo de la pretemporada.

5.- Extremo derecho

  • Situación actual: cerrada

Pausa vs profundidad. Carlos Soler vs Ferrán Torres. Con la marcha de Andreas Pereira, que pasó sin pena ni gloria por Mestalla, los últimos metros del carril derecho pertenecen a otra dupla que viene pisando fuerte. Más asentado y combinativo Soler, más eléctrico y profundo Ferrán. Parte con ventaja Carlos, que tras una irrupción contundente con Prandelli y una progresión meteórica con Voro, se convirtió en uno de los jugadores más usados para Marcelino en una posición que distaba, por mucho, de ser la suya. Delantero en sus orígenes y mediocentro en su etapa formativa más importante, pasó a ser el referente del equipo por la derecha y, a pesar los inconvenientes que reporta el tener que adaptarse a un entorno nuevo, cuajó una buena temporada que permitió que el chico que iba a Mestalla con sus padres no hace tanto tiempo se haya convertido en el ídolo de esos niños que, como él, aplaudían sin pavor a los jugadores.

Como si de un calco sobre papel vegetal se tratase, la aparición de Ferrán fue también un visto y no visto. Marchó al Mundial sub-17 de la India como juvenil a pleno derecho y participante ocasional del devenir del Valencia Mestalla, y regresó con un contrato esperándole en las oficinas del Valencia CF donde se le convertía en un jugador más de la primera plantilla. Macedonia de emociones para un chaval que apenas había llegado a la mayoría de edad. Ahora, más de medio año después y con algunas participaciones en el tramo final de la temporada que empezaron a relucir su verdadero potencial, el bueno de Ferrán asumirá el relevo de Pereira para dotar al equipo de esa profundidad, desborde y habilidad que no logró aportar el belga. Y a todo ello se les añadirá, con toda seguridad, un tercer elemento: Daniel Wass, que llegará directamente de Vigo para compensar su juventud con la experiencia que atesora y, sobre todo, esa polivalencia que tanto agrada Marcelino y que le permite actuar en ambas bandas, en el centro del campo e,incluso, en el lateral derecho en urgencias puntuales.

6.- Centro del campo

  • Situación actual: posible salida de Maksimovic.

El frente de batalla mejor confeccionado hasta el momento. Con el reafirmado liderazgo de Parejo, la adquisición definitiva de Kondogbia, la garra de Coquelin (cuando regrese de su inoportuna lesión), el fichaje de Racic y la posibilidad de utilizar a Wass o Carlos Soler ante posibles ausencias, Marcelino tiene a sus órdenes un abanico de nivel en la media. Todo apunta a que el sacrificado en todo este entramado será Maksimovic, que saldrá cedido o traspasado con opción de recompra para facilitar la progresión de un jugador disciplinado y con atributos interesantes que no podría construirse a si mismo con tantos jugadores por delante suya en la plantilla.

7.- Extremo izquierdo

  • Situación actual: se necesitan dos incorporaciones.

Desierto. Barrilla. Sonidos de viento. No encontramos absolutamente nada. Nacho Gil, que ya no acabó el curso en Mestalla, se sumó a Nacho Vidal para recalar en Córdoba y el culebrón Guedes, al que todos añoran en Valencia casi tanto como él añora a la ciudad, parece que no tendrá su desenlace hasta final de mercado, tal como afirmó Mateu Alemany. La tozudez del equipo parisino en sacar el máximo beneficio económico por Gonçalo obliga a tener avanzada alguna alternativa que no conlleve una reducción de potencial en la plantilla.

Y, en esa lista, se encuentran un nombre subrayado en rojo: Thorgan Hazard. Se vió a su padre hace un mes en Valencia y el propio jugador reconoció en la concentración con Bélgica que existía alguna cosa con el club de la Capital del Túria. Pero no es suficiente con eso. El equipo necesita otra incorporación en la banda izquierda, que a día de hoy no tiene ningún especialista, y empiezan a sonar más nombres como Denis Suárez, el retorno de André Gomes o, incluso, el jugador del Cádiz, Álvaro García.

8.- Delantera

  • Situación actual: Llega Gameiro, se va Zaza. Se busca un 4ª delantero.

Los que te dan los goles. Objetivos. Títulos. Nadie esperaba, a 1 de septiembre de 2017, que los delanteros ofreciesen el excelente nivel que acabaron prestando al equipo. Con los 19 goles de Rodrigo, los 15 de Santi Mina y los 13 de Zaza, el regreso a Champions League fue mucho más factible desde el principio.

Sin embargo, la situación con respecto a este nuevo curso es distinta. Rodrigo y Mina sí se presentan como intocables, pero el italiano tendrá muy complicado continuar en la disciplina valencianista con la llegada de Gameiro. Muchos alegan a que el perfil del francés convence más a Marcelino, otros que el carácter de Simone no acaba de congeniar con el del asturiano… La realidad es que las posturas entre Zaza-Milán-Valencia son cada vez más cercanas y, salvo giro inesperado en el transcurso de este relato, en las próximas fechas dejará de ser jugador ´ché´. El cuarto elemento en discordia es Vietto, que llegó cedido en enero y que dejó más decepción que convencimiento dentro del club, que decidió no hacer efectiva la opción de compra de 14 millones que tenía sobre él. Por ello, se busca en el mercado ese cuarto delantero de perfil más joven, que no ofrezca reticencias a su papel de suplente y que sea capaz de aportar cada vez que salte al verde.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí