Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar

Vaya duelo vivimos el domingo en Mestalla. Todas las previas apuntaban a que iba a ser uno de los encuentros más emocionantes de la temporada y no se equivocaron. La afición ofreció uno de los más calientes recibimientos al equipo que yo recuerdo. El mejor Barcelona de la temporada chocó contra el muro valencianista y a punto estuvo de no contarlo.

Estos partidos me quitan años de vida. Estoy convencido. Si no es así no me explico cómo es que estaba más cansado que Zaza cuando el árbitro pitó el final. Tenía muchas expectativas y veía muy factible la victoria. El empate no es un mal resultado, aunque nos deja un ligero regusto amargo, por lo cerca que volvimos a tenerlo.

Por supuesto que hubo gol no concedido al Barça. Negarlo es de idiotas. Como tampoco voy a negar que me sentí muy feliz de, por una vez, robarle a uno de los dos equipos más ladrones de España. Que Barça o Madrid se quejen de arbitrajes es una desfachatez del tamaño de Júpiter. Y ayer los culés entendieron la impotencia que se siente cuando te perjudica el colegiado.

A pesar de una primera parte mala, el equipo resistió y mejoró muchísimo en el segundo parcial. Nuestra posición en la tabla no es casualidad. Ahora mismo ganar al Valencia requiere un esfuerzo similar a subir el Everest dos veces en el mismo día. Ni azulgranas, ni merengues ni colchoneros han podido con nosotros. Y solo hemos estado 8 minutos en un total de 13 partidos por detrás en el marcador.

Me encantó el partido de Zaza (corriendo todo el rato, cojo gran parte del partido y robando balones incluso cerca de nuestra área), Rodrigo (combinando todo el rato y ofreciendo opciones de pase), Kondogbia (imperial el toro francés tras unos primeros minutos de alarmante desconexión), los centrales (sostuvieron al equipo en los peores momentos. Vitales al cruce, enchufadísimos) y Gayá (doblando todo el rato a Guedes y siendo un auténtico muro en defensa).

La única pega -y es importante- de este partido es el parte de lesionados que deja. Guedes se tiene que operar del pie y estará 3-4 semanas de baja. Garay está tocado en el abdomen y hay que ver cómo evoluciona. Murillo, que se lesionó contra el Espanyol, puede tardar mes y medio en recuperarse de una hernia en la ingle. Zaza cojeó medio partido y ya se preveía una operación en su rodilla con el parón invernal…

Con este panorama no cabe discusión alguna en que es necesario fichar en enero ya no solo para elevar el nivel de los suplentes, que decíamos algunos, sino para simplemente poder llenar las convocatorias, después de tantas lesiones.

Los próximos partidos ante Getafe, Celta y Eibar servirán para saber el techo que tiene este Valencia de Marcelino. De momento, en la jornada 13, seguimos a cuatro puntos del líder. Ahí lo dejo.

#exprimelavida

@guillem_hidalgo

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí