Hace poco más de dos semanas que el club que preside que Fernando Roig dio el pistoletazo de salida a una campaña de abonos que una vez más destaca por congelar los precios e incluso reducirlos en algunas zonas del campo (Preferencia lateral y Fondo sur cubierto),  por lo tanto todas aquellas personas que adquieran o renueven su pase podrán ver liga, copa y la Europa League hasta la fase final.

Los precios si los comparamos con otros equipos de primera división son muy baratos, el abono más barato lo podemos encontrar en la grada joven, donde ver toda la temporada cuesta 100 euros, mientras que el abono más caro lo encontramos en tribuna central donde cuesta 600 euros, además de que más del 75 % de los abonos disponibles no superan los 250 euros, todo un lujo.

Además este año hay muchas novedades que a buen seguro ayudarán a que se consiga llegar a los 21.000 abonados, reto personal del mandatario amarillo. Una de estas novedades es que  todos aquellos que hayan asistido a todos los partidos del año pasado se les grabará su nombre en el butaca, además de aplicarles el 10% de descuento en el pase de este año, este descuento también se aplicará todos aquellos que han faltado como máximo dos partidos.

A pesar de que hasta el momento los aficionados amarillos no están teniendo prisa para renovar su localidad, desde el seno de la entidad se confía y se espera que el ritmo de renovación y alta de nuevos abonados aumente progresivamente para poder alcanzar el objetivo de los 21.000.

Cabe recordar que el período que el club ha reservado para que los abonados renueven su localidad acaba el 5 de julio, por lo que a partir de esta fecha sus localidades se pondrán a la venta.

 

 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí