Comunidad Valenciana.Valencia. 06/04/2017.Valencia Cf vs. Celta de Vigo.Fotografía de Jesús Signes

El término acuñado en el titular de este mismo escrito puede sonar (como mínimo) a jeroglífico, pero lo cierto es que si remitimos a esa distinción de Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados que se acuñaba a aquellos que nacieron durante la década de los 80 y principios de los 90 el panorama se esclarece. Probablemente por obviedades cronológicas muchos no encuentren concordancia con los protagonistas de este análisis, pero por el objeto de estudio en cuestión es totalmente aplicable.

Temporada tras temporada ´denunciaba´ la afición valencianista la falta de referentes, y no precisamente esos que llevan el sello de inversión multimillonaria grabado a fuego en su piel, sino aquellos que crecieron bajo el cálido cuidado de un murciélago y que encarnan el verdadero ADN valencianista. Inmersos en un pasado reciente altamente ruinoso y un presente ilusionante pero incierto, han aparecido 6 puntas de lanza dispuestas a derribar la puerta de la inmadurez.

El primero de ellos, y probablemente el que más impacto ha causado entre la hinchada blanquinegra desde su irrupción la temporada pasada, es Carlos Soler. Nacido futbolísticamente en la escuela Bonrepòs i Mirambell, el joven Carlos ingresó en la academia del Valencia CF a los 7 años tras deslumbrar en un partido en el que su equipo cosechó una victoria por 3-1 contra un Benjamín C que llegaba líder y que vió como tres goles de un alegre jovencito que disfrutaba con el balón en los pies les hacía perder la tutela de invictos. Desde ese mismo instante y como surgido de un cuento de fantasía, la progresión meteórica del centrocampista fue sorprendiendo a propios y extraños con una madurez futbolística impropia para su edad, lo que le valió para debutar con el primer equipo el 10 de diciembre de 2016 frente a la Real Sociedad en Anoeta bajo la dirección del técnico italiano Cesare Prandelli y con tan sólo 19 años.

Esa segunda mitad de temporada, a pesar de generar momentos realmente tensos y, probablemente, uno de los peores momentos de la historia del club, no todo fueron acontecimientos negativos pues sirvió para encender la mecha de un nuevo talento que ha enamorado Mestalla a golpe de balón. Siempre cauto, Carlos ha dicho en reiteradas ocasiones que uno de los principales motivos por los que ha llegado a estar donde está es por el apoyo incondicional de sus familiares y amigos y, qué casualidad, que sea uno de esos inseparables amigos dentro del mundo futbolístico el que aparezca en el nº 2 de esta misma lista. Antonio Latorre, más conocido por sus compañeros como ´Lato´, ha compartido muchos momentos junto a Carlos, tanto en ´su´ Valencia CF como en la Selección Española. Natural de la Pobla de Vallbona, Lato forma parte de esa excepcional hornada de laterales izquierdos que lleva produciendo estos últimos años el Valencia CF con Jordi Alba, Bernat, Gayà y que parece tener continuidad con la irrupción de Centelles esta última pretemporada y las presumibles cualidades crecientes de Fran Cortijo y Jesús Vazquez.

Debutante con tan sólo 18 años y 96 días en un partido de UEL frente al Rapid de Viena, Toni no sólo se ha afianzado como un fiable escudero de Jose Luís Gayà, sino que ha llegado a firmar notables partidos como en el mismísimo Santiago Bernabéu esta misma temporada contribuyendo en gran parte al 2-2 que lograron los pupilos de Marcelino García Toral. Los dos siguientes en discordia reafirmaron el convencimiento del técnico asturiano tras su destacado papel con un VCF Mestalla que estuvo muy cerca de lograr la proeza de ascender a Segunda División gracias a una notable pretemporada; sí, hablamos de los ´Nachos´, Vidal y Gil. Lateral y extremo, extremo y lateral, enamoraron a MGT con sus cualidades, temple y compromiso, aún más cuando este último requisito ha sido el más demandado por la mayoría de los sectores de la afición ´che´.

N.Gil, que ya disputó la temporada pasada dos partidos contra el CD Leganés y el Deportivo Alavés, ha logrado hacerse un hueco entre el elenco de extremos con los que cuenta Marcelino y, a pesar de no haber contado con un gran protagonismo hasta el momento, el técnico asturiano no duda en considerarlo como una de las joyas a pulir dentro de la plantilla valencianista.

Más peculiar es el caso del otro Nacho, Vidal, que debutó esta misma temporada en la primera jornada liguera frente a la UD Las Palmas, a causa de la lesión de su compañero en el puesto Martín Montoya, y acabó cuajando una sensacional actuación que confirmó las buenas sensaciones precedentes que provocaron la negativa de Marcelino García Toral a incorporar a un nuevo LTD.

Y, por último, pero no menos relevante, cabe destacar a los últimos integrantes de esta ilusionante nómina: Javi Jiménez y Robert Ibáñez. Javier, cuya irrupción se ha visto frenada por las correctas actuaciones que realizó el zaguero Rubén Vezo frente a la UD Las Palmas y Real Madrid, cuenta con el beneplácito del técnico valencianista para alternar apariciones con el VCF Mestalla y el primer equipo y así no ver frenada fortuitamente su progresión, más aún tras las positivas intervenciones que tuvo en pretemporada con la primera plantilla.

Situación diferente es la de Robert, pues su grave lesión de ligamento la pasada temporada mientras permanecía cedido en el CD Legánes le ha impedido gozar de una completa pretemporada y encontrar un destino conveniente, por lo que finalmente el extremo valenciano ha decidido permanecer en la disciplina valencianista con la firme convicción de convencer a Marcelino de su utilidad dentro de la plantilla.

En definitiva, en una panorámica convulsa en la que se achacaba la afluencia de jóvenes talentos sin apenas compromiso ni autocontrol aparecieron ellos: talentosos, estudiantes, responsables y, sobretodo, con la ambición de que la historia del Valencia CF les reserve muchos capítulos en los que relatar sus gloriosas andanzas.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí