Roger camina junto a Bardhi en los instantes previos del fatídico amistoso ante el Almería en el que se lesionaría para seis meses / Foto: Jorge Ramírez (Levante UD)
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar

Después de la gran imagen mostrada ante el Villarreal y el Deportivo, los esquemas de Muñiz parecen intocables. Pero para que un equipo esté completo se necesita gol, un objetivo que solo se ha materializado mediante un disparo de falta y dos penaltis. Con Roger fuera de combate hasta que acabe la primera vuelta, cuatro de las nuevas incorporaciones luchan por ser el hombre gol del Levante: Álex Alegría, Emmanuel Boateng, Nano Mesa e Ivi.

Durante la temporada pasada, Roger fue clave en el ascenso. La garra y la constancia del delantero de Torrent, traducidas en 22 goles, fueron el complemento perfecto para el bloque que construyó Muñiz a su alrededor. Un bloque que ahora necesita dejar de depender de él y funcionar con otras referencias en ataque. Ya sufrieron Rafael Martins y Juan Muñoz cuando tuvieron que suplirle en distintas ocasiones, mientras que Víctor Casadesús únicamente aparecía para ejercer la función de segundo delantero. Ninguno de los tres sigue en el club, por lo que la pugna por ser el 9 titular incumbe únicamente a los atacantes que llegaron en el mercado que se acaba de cerrar. Cuatro jugadores jóvenes y con mucha hambre.

Álex Alegría: Un guerrero con mucho por decir

Álex Alegría no cuajó buenas actuaciones contra el Villarreal y el Deportivo / Foto: Adolfo Benetó (Levante UD)

Fue el primero en llegar y eso le permitió partir con ventaja. Álex Alegría es granota desde antes de empezar la pretemporada, llegando cedido por el Betis como parte de la operación del traspaso de Camarasa. El delantero de 24 años, formado en las categorías inferiores del Cacereño y fichado por el equipo andaluz cuando empezó a despuntar, llega avalado por sus grandes actuaciones en la temporada 2015/16. Durante el curso que pasó a préstamo en el Numancia disputó todos los partidos menos uno y anotó 12 goles en Segunda.

Alegría ya estuvo en la agenda de Tito el año pasado como posible refuerzo en el mercado invernal, pero el Betis no le dejó salir. Tras disputar 25 partidos anotando solo 3 goles en su primer curso en Primera, al equipo entrenado por Setién ya no le importó cederlo a un rival directo este verano. Durante la pretemporada solo fue capaz de anotar un gol en el primer amistoso frente a La Nucía, equipo recién ascendido a Tercera.

Como él mismo afirmó en sus presentaciones como jugador del Numancia y el Levante, la gran cualidad de Álex Alegría es su disparo desde media distancia con las dos piernas. El ariete dejó caer que se podría entender en una dupla con Roger, aunque el 4-3-3 parece intocable. En Segunda fue capaz de anotar muchos goles que recuerdan a los del delantero de Torrent, además de aprovechar su estatura para bajar bien los balones y rematar de cabeza.

A pesar de que ha gozado de la confianza de Muñiz, Álex Alegría no ha estado acertado en los dos partidos disputados hasta la fecha. En el derbi del debut ante el Villarreal guerreó con la defensa pero pasó muchos apuros en el desmarque, situación que se repitió ante el Deportivo. Las dificultades que está pasando para asociarse con sus compañeros bien podrían relegarle al banquillo el próximo sábado en el Bernabéu.

Emmanuel Boateng: La apuesta en firme de Tito

Boateng saltó al campo y aportó frescura en las segundas partes de los dos partidos disputados / Foto: Jorge Ramírez (Levante UD)

Boateng es el jugador más joven de la plantilla junto a Lukic con 21 años y también el fichaje más caro de la era Tito con un coste de dos millones de euros. Por tanto, se puede decir que el ghanés es la gran apuesta de futuro de la dirección deportiva, con el permiso de otros nombres como Bardhi o Doukouré. A pesar de las expectativas puestas sobre el africano, sus cifras en el Moreirense portugués no son tan abultadas: la temporada pasada se destapó con 7 goles en Liga y 3 en Copa, después de pasar el año anterior a la sombra del cedido Rafael Martins.

Su fichaje, el octavo de los doce del verano, no se produjo hasta la segunda quincena de agosto, por lo que no llegó a tiempo para disputar ninguno de los amistosos de pretemporada. Se espera, pese a ello, que Boateng se adapte rápido y siga con la progresión desempeñada en el Rio Ave y el Moreirense antes de su salto a La Liga Santander.

Aunque su posición habitual es el 9, también ha jugado bastantes partidos en Portugal de extremo por las dos bandas. Boateng es un jugador generoso que cuenta a lo largo de su carrera con casi tantas asistencias como goles. De hecho el año pasado dio los mismos que marcó (7), participando en un total de 14 tantos claves para la permanencia del Moreirense. De entre sus cualidades le han bastado muy pocos minutos para demostrar en Valencia su potente velocidad y su gran habilidad para saltar, que le convierte en un fantástico rematador de cabeza pese a no ser un futbolista muy alto.

Pese a tratarse de uno de los jugadores más caros de la historia del Levante, Boateng no lo ve como una presión añadida sino como un privilegio. Aunque haya comenzado como suplente de Álex Alegría, el ghanés se ve perfectamente preparado para ser el 9 titular del equipo. Solo ha disputado 27 minutos repartidos entre los dos partidos, pero con él en el campo se forzaron los dos penaltis que supusieron la victoria contra el Villarreal y el empate ante el Deportivo.

Nano Mesa: Algo más que un descarte de última hora

Nano Mesa fue presentado ayer como nuevo jugador granota / Foto: Levante UD

Al igual que sucedió con Álex Alegría, la excelente progresión de Nano se vio truncada al dar el año pasado el salto a Primera. El atacante, de 22 años, se formó en las categorías inferiores del CD Tenerife y debutó en el primer equipo con tan solo 18 primaveras. Después se fue cedido a L’Hospitalet para coger experiencia en Segunda B, pero su año en la categoría de bronce fue discreto y no fue protagonista hasta que no volvió a la de plata. Ahí se convertiría en uno de los ídolos del Heliodoro Rodríguez López con una espectacular segunda vuelta en la que anotó 10 goles. Su rendimiento no pasó desapercibido y el Eibar se lo llevó hace un año por 3,2 millones.

Pese a las muchas expectativas que había puestas sobre su fichaje, buscando repetir el éxito de jugadores llegados desde Segunda como Borja Bastón o Sergi Enrich, Nano tuvo un año pésimo en su llegada a Ipurua. El tinerfeño solo disputó seis encuentros de Liga y cinco de Copa, marcando un único gol en cada competición. Tras la llegada de Charles se quedó sin sitio en el Eibar, pero el club vasco no contemplaba un traspaso y el Levante solo logró traerlo cedido en el último día del mercado.

Nano es un oportunista del área, con una gran habilidad en el desmarque que utiliza para aprovecharse del más mínimo despiste de la defensa. Eso, sumado a su potente disparo, es sinónimo de gol. No obstante, para que vuelva a demostrar su talento deberá tener suerte con las lesiones, que le mantuvieron fuera del equipo durante muchos partidos del curso pasado, especialmente en la segunda mitad de la temporada.

Su llegada fue cuestionada desde la afición porque muchos esperaban otro tipo de delantero, pero una vez en el Levante Nano deberá demostrar que Tito ha acertado con él. Ese descarte de un rival directo como el Eibar tiene mucho que decir, aunque el hecho de haber sido el último en llegar le sitúa a la cola de Álex Alegría y Boateng en la pelea por el 9. No obstante, si recupera el nivel al que jugó en la segunda vuelta de la temporada 2015/16, puede dar muchas alegrías al levantinismo.

Ivi: La polivalente alternativa en el ataque

Ivi estrenó su cuenta goleadora con el Levante transformando el penalti que valió el empate contra el Deportivo / Foto: Jorge Ramírez (Levante UD)

Aunque su posición natural es la de extremo izquierdo, Ivi es sinónimo de polivalencia y con él Muñiz tiene a una posible alternativa en la delantera. El madrileño conoce perfectamente el puesto de 9 que desempeñó en muchas ocasiones en el Sevilla Atlético, club del que procede. A tierras hispalenses llegó desde otro filial: el del Getafe, equipo donde se formó. El año pasado sobresalió en Segunda liderando al filial sevillista con 14 goles y 7 asistencias.

Como no podía ser de otra forma, Tito estuvo muy pendiente de lo que sucedió en todos los partidos de La Liga 1|2|3 de la temporada pasada. Aunque muchos de los futbolistas más destacados de la categoría jugaban en el Levante, Ivi no pasó desapercibido para él y se convirtió en uno de los deseos de la dirección deportiva. Hubo que pelear con rivales directos como el Getafe o el Leganés, pero el ya exsevillista tuvo clara su decisión y se vistió de azulgrana a cambio de 1,2 millones de euros.

Llegó al Sevilla Atlético como extremo izquierdo, aunque la lesión de Carlos Fernández trastocó los planes de Diego González. Ya en Segunda, después de haber sido clave en el ascenso, Ivi formó una temible sociedad con Marc Gual que se tradujo en una infinidad de goles. El jugador de 23 años no destaca tanto por ser un rematador de área como por su velocidad, su regate y su excepcional disparo desde lejos. También es un buen lanzador de faltas y penaltis.

Al igual que Boateng, Ivi ha partido como suplente y ha actuado de revulsivo en los dos choques disputados de Liga. Sin embargo, de momento lo ha hecho como extremo y no como delantero centro. El hecho de forzar y transformar el penalti contra el Deportivo le da muchas opciones de sustituir al sancionado Morales en el once del Bernabéu, pero partiendo desde la banda. No obstante, Muñiz sabe que si sus delanteros le fallan tiene en él a una fantástica alternativa.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí