imagen37561g
Parejo, el relevo de Banega. Foto: Valenciacf.com

Daniel Parejo, el ’10’ que porta el brazalete de capitán desde inicios de temporada es un centrocampista capaz de lo mejor y de lo peor en solo un par de partidos, por todos es sabido que el pelotero nacido en Coslada tardó un par de temporadas en ganarse a la afición de Mestalla con Ernesto Valverde como su mentor.

Pero vengamos al presente, desde agosto a esta parte de la temporada Parejo ha dado grandes partidos pero también ha levantado dudas entre la afición, cierto es que el año pasado se erigió como uno de los jugadores capaces de mover al equipo dentro y fuera del campo -con aquel revoltoso vestuario-, comenzó la temporada como el buque insignia del proyecto, méritos que le valieron para coger el brazalete de capitán, con todo el peso que eso conlleva.

Pero Dani ha levantado la dicotomía entre la afición del Valencia club de fútbol, por lo que como todo en la vida, hay dos bandos bien diferenciados, los que le quieren y le idolatran hasta el punto máximo y los que no le ven tan imprescindible en el proyecto y que si saliese del club, no les afectaría lo más mínimo.

El capitán blanquinegro es pieza fundamental en el esquema vertebral de Nuno Espirito Santo, capaz de mover al equipo en los momentos mas difíciles de los partidos surtiendo de balones a los atacantes de la zona alta del terreno de juego, manda, distribuye la pelota y hace jugar a sus compañeros, pero además de todo esto, Parejo está ante la temporada más goleadora de su carrera con 12 tantos, además de haber hecho 6 pases de gol -a falta de 3 partidos-. Ha pasado de ser un simple pasador a saber sorprender a los rivales llegando desde la segunda linea de ataque salvando muchos partidos y llevando al conjunto a la victoria, también el míster portugués le ha dado la responsabilidad de tirar  los penaltis. Tanto ha mejorado su faceta goleadora que hace meses que superó el registro  de 7 goles que dejó Rubén Baraja en la temporada 2001-2002 donde como ya saben, los blanquinegros alzaron la copa de campeones.

La otra cara de Parejo es de algún modo, el reflejo de las primeras temporadas del madrileño con la elástica valencianista pero con matices, y es que la mejoría es notabilisima y Dani es un excelente futbolista, pero cuando a Parejo le da por desaparecer del campo o volver a la faceta denominada ‘sangre de horchata’ que por ejemplo se ha visto en Vallecas o Málaga -para más inri han coincidido con partidos de escaso nivel de juego de todo el equipo- cierto sector de la afición es más partidaria de dejar acabar su contrato que termina en 2016  o venderlo este mismo verano. La llegada de Peter Lim ha hecho ver a la afición que se puede traer un centrocampista de más calidad para disputar la Champions League la temporada que viene si al final el equipo se clasifica, ya que ven al ex del Getafe demasiado irregular para poder jugar una competición con un proyecto con tanta ambición de intentar llegar lo más lejos posible y no solo disputarla -como pasaba en la era Llorente-. La renovación ahora mismo esta parada tras dos reuniones de los representantes del jugador con el Valencia, como ya hemos contado y escrito en esta misma casa, ninguna de las dos partes tiene prisa en renovar el contrato, pero es cierto que tras dos reuniones, el mediocentro ha desestimado una primera oferta donde el principal escollo es la subida del salario -actualmente de 1.8 millones- donde los agentes piden más de lo que el club ofrece con una clausula de 50 millones de euros. Este escollo es el que ‘molesta’ a un sector de la afición ya que ven que pide demasiado para lo que viene dando sobre el césped y no lo ven una pieza clave del proyecto -como lo es Gayà, por ejemplo-.

Veremos en lo que acaban las reuniones y si al final Dani Parejo continua en el Valencia o acaba haciendo las maletas, si que es cierto que para continuar viendo al máximo goleador del equipo ahora mismo ambas partes tendrán que ceder, no hay prisa, una condición que ha mantenido el club en todas las renovaciones que ha llevado a cabo, la de Alcácer se consiguió y la de Gayà apunta a cerrada.

Compartir
Artículo anteriorKangin Lee, puro talento
Artículo siguienteUn Elche de primera conquista Málaga. (1-2)
Estudio Periodismo en UCH-CEU. Colaboro en distintos medios como VAVEL.com y el blog @GranMurcielago (www.murcielagofutbolero.blogspot.com). Me apasiona la radio, dirijo el programa Punto de penalti los martes de 13:00H a 13:30H en RadioCEU.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí