Recorrido completo de la presente edición de la Vuelta a España
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar

Aunque la Vuelta a España que arranca hoy en Nîmes no cuenta con ningún corredor valenciano en el pelotón, la Comunitat será muy protagonista en esta edición. Entre el 23 y el 27 de agosto, un total de cinco etapas tendrán lugar entre las provincias de Castellón, Valencia y Alicante con un terreno que no será decisivo pero sí empezará a marcar diferencias.

La Vuelta 2017 arrancará esta tarde en la ciudad francesa de Nîmes con una contrarreloj por equipos que establecerá las primeras diferencias entre los favoritos para llevarse la clasificación general. Además de la jornada de hoy, también habrá que tener muy en cuenta la tercera etapa que se disputará el lunes en Andorra con la subida de dos puertos de primera y uno de segunda.

La Vuelta llegará a la Comunitat en su quinta etapa, que será además la primera con final en alto de este año. La salida será en Benicàssim y el pelotón pasará por localidades como Castellón de la Plana y puertos como el Desierto de las Palmas antes de llegar al final en Alcossebre. La ascensión a la Ermita de Santa Lucía apenas contará con tres kilómetros y medio, pero la irregularidad de la subida con rampas que alcanzan el 20% constituye un territorio rompepiernas que pondrá a prueba a los favoritos de la carrera. No se producirán diferencias excesivas pero será un buen test para medir las sensaciones de los Froome, Nibali o Contador.

La sexta etapa, que transcurrirá entre Vila-real y Sagunt, será sobre el papel la que menos afecte a la clasificación general de entre las que se disputan en la Comunitat Valenciana. La presencia de cinco puertos de baja categoría complicará mucho las cosas a los esprínters, pero será insuficiente para que lo pruebe alguno de los favoritos al ser el final totalmente llano. Puede ser un buen día para que llegue a meta una fuga de corredores que ya hayan perdido tiempo en Andorra y Alcossebre.

Durante la séptima etapa, que saldrá de Llíria, la Vuelta a España dejará temporalmente la Comunitat para adentrarse en el casco histórico de Cuenca. Pese a no haber ninguna ascensión a un gran puerto, el terreno será irregular durante toda la etapa y se culminará con el breve pero durísimo Alto del Castillo. No debería ser un día en el que se produjeran diferencias entre los favoritos, pero alguno de ellos podría llevarse un buen susto si baja la guardia.

Tras su paso por Castilla – La Mancha, la Vuelta volverá a la Comunitat Valenciana en su octava etapa para adentrarse en la provincia de Alicante. El terreno será complicado desde la salida en Hellín y producirá cierto desgaste entre los corredores, pero el plato fuerte llegará en la subida final a Xorret de Catí, un alto ya conocido de otras ediciones de la carrera. El puerto, de primera categoría, cuenta con cinco kilómetros al 9% con rampas que se acercan al 20% de desnivel. Después de coronarlo habrá dos kilómetros de bajada y un repecho final que servirá a los favoritos para tratar de aumentar o reducir las diferencias generadas en la ascensión.

La Vuelta a España se despedirá de la Comunitat mediante una etapa unipuerto con salida en Orihuela. El camino, que recorrerá buena parte de la Costa Blanca pegado al litoral, será totalmente llano hasta el Alto de Puig de Llorença, de segunda, que precederá a la subida final a la Cumbre del Sol. Es un puerto irregular de cuatro kilómetros al 9,1%, entre los que hay rampas del 21%. En vísperas de la primera jornada de descanso de la carrera, los favoritos no se guardarán nada en la despedida de la provincia de Alicante. Aunque lo más duro llegará en las otras dos semanas de la carrera, las cinco jornadas disputadas en tierras valencianas empezarán a poner a cada corredor en su sitio de cara a la lucha por el maillot rojo.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí