Muy cerca estuvo. Argelia compitió durante 90 minutos ante una de las favoritas para hacerse con el Mundial de Brasil. Ante todo pronóstico, la selección argelina fue superior a Alemania en varios tramos del choque, llegando incluso a marcar, pero desgraciadamente para los intereses del valencianista Feghouli, el gol no subió al marcador por estar en posición antirreglamentaria.

El rendimiento de Alemania fue de menos a más, causado también por el cansancio del cuadro africano. Pese a ello, Argelia nunca tiró la toalla y pudo haber dado la campanada si no llega a ser por un atento y rápido Neuer. Y no solo Neuer, porque el portero argelino M’ Bolhi también tuvo su gran culpa de que el partido acabara en la prórroga.

Muy pronto Alemania tiró al traste el sueño argelino, pues Schürrle con la espuela anotaba el primero del partido nada más comenzar la prórroga. El bajón por el gol y el cansancio se notó en Argelia, pues ya no llegaba con tanta frecuencia y muchos jugadores caían al suelo rendidos. Destacar el caso de Slimani que con gritos de dolor “aguantó” toda la prórroga. 

Era evidente que el segundo de Alemania tenía que llegar. Ozil aprovechaba un rechace para dictar sentencia. Demasiado castigo para Argelia que se alivió con un gol de Djabou a asistencia de Feghouli en el tiempo de descuento.

Foto: ARMANDO BABANI

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí