El Estadio Antonio Puchades esperaba preparado para albergar el duelo entre dos de las grandes canteras del fútbol español. Ante un gran ambiente de público, Valencia y Real Madrid se daban cita en Paterna para la disputa de la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey Juvenil. El Valencia llegaba a esta cita tras eliminar al Málaga con dos buenas victorias, mientras que el equipo blanco le tocó lidiar con el Zaragoza. Máxima expectación para un partido muy esperado.

PINCHA AQUÍ PARA LEER TODA LA CRÓNICA

 

Iván Herraiz (@ivaanherraiz) y David Quijal (@DavidQuijal)

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí