Foto: Superdeporte

Si hay una persona que ha sido el punching ball favorito de los valencianistas desde el sábado ese es Gabriel Paulista.

Y mira que también se ha hablado muchísimo de la lamentable actuación del árbitro del partido contra Las Palmas, Munuera Montero, pero ha sido el brasileño quien más ha recibido la ira de los chés. Un gran error de la afición.

Se ha vuelto a perder la ocasión de elevarnos por encima de otras gradas y mostrar que, a pesar de que el central cometió una pifia descomunal, nosotros cerramos filas en torno a nuestros muchachos y les arropamos en sus momentos duros.

¿O acaso piensa la gente que Paulista no es consciente de su gran error? No, tenemos que decirle de todo, masacrarle con nuestros insultos. Así aprenderá.

No se trata de justificar su equivocación pero es evidente que no necesita de vuestros comentarios para saber que prácticamente condenó al Valencia en Canarias y comprometió el partido en Mestalla contra el Real Madrid.

Perdió los papeles, su corazón se impuso a la cabeza. Como si a vosotros no os hubiera pasado nunca.

Apoyemos al carioca y probémosle que somos una hinchada por encima de la media, que no solo no hunde más a sus jugadores, sino que les ayuda a levantarse. Y ya veréis cómo su expulsión no se nota en su rendimiento. Un rendimiento, por cierto, fantástico desde que comenzó la temporada.

#exprimelavida

@guillem_hidalgo

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí