Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar

     Hay muchas personas que no creen en el azar, sino en un establecido orden de circunstancias que se desencadenan por una serie de razones externas. Dejando a un lado esos factores espirituales, que no vienen al caso, lo cierto es que este Valencia CF ya merece ser considerado como una candente realidad y no como un fruto casual de esos inicios ligueros que siempre deparan sorpresas. Transcurridas 7 jornadas, la victoria 3-2 ante el Athletic Club permite a los pupilos de Marcelino García Toral marcharse invictos y terceros en la clasificación al parón liguero, a 6 puntos de la cabeza de la tabla y exhibiendo una entereza competitiva que tanto añoraba la parroquia valencianista.

Y eso que fue, probablemente, el partido que más dudas despertó por parte del conjunto ché. Hubo diversos instantes de dominio del club bilbaínoacrecentados por un nerviosismo defensivo desconocido hasta la fecha y un intermitente control del juego en el centro del campo, en parte provocado por la baja por sanción del francés Geoffrey Kondogbia, que afectó especialmente en las transiciones defensivas y en esa superioridad numérica posicional que tanto valora el técnico asturiano. Cabe decir que tampoco fue la mejor versión de un gran club como es el Athletic C., con un Ziganda que ve cómo sus planteamientos son cuestionados por su propia afición y una propuesta futbolística que no acaba de dar sus frutos más allá de varios chispazos aéreos que ya forman parte de su ADN.

Mención especial merece el estado de gracia de los dos delanteros titulares, Rodrigo Moreno y Simone Zaza, que parecieron despertar su olfato goleador cuando todos cuestionaban la escasa eficacia que tenía este equipo en la finalización. Rodrigo celebró su convocatoria con la selección con otro gol (el cuarto en los últimos 4 partidos), mientras que Zaza se reivindicó tras ser descartado por el seleccionador italiano y anotó su sexto gol, igualando en tan sólo 7 jornadas la marca que consiguió la pasada temporada con el conjunto de la capital del Túria. A la fiesta goleadora de la jornada de ayer se unió un desconocido en esta faceta en el transcurso momentáneo de la temporada, Dani Parejo, que transformó en el segundo gol un penalti que cometió Kepa sobre Rodrigo y estrenó su casillero personal en el presente curso liguero.

Se sufrió en los instantes finales, probablemente más de lo esperado cuando Rodrigo colocó el 3-1 en el marcador cerca del minuto 70, pero sirvió para volver a recuperar esa contundencia defensiva que no había hecho acto de presencia en grandes tramos del partido y, finalmente, los chicos de Marcelino lograron alzarse con el cuarto triunfo de la temporada.

Disfruta la plantilla, disfruta Marcelino y disfruta Mestalla, con esa conexión equipo-grada que siempre ha caracterizado a las mejores versiones del club valencianista y que andaba tanto tiempo en paradero desconocido. Pero principalmente disfruta el fútbol, al volver a tener al Valencia CF en el lugar que le pertenece. Ya no es casualidad, el ´murciélago´ ha sobrevolado las adversidades y vuelve para quedarse.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí