El Levante cayó 1-2 ante el Celta en la primera jornada de la temporada 2015-16 / Foto: Jorge Ramírez (Levante UD)

El Levante tendrá ante el Villarreal su duodécima oportunidad para conseguir algo de lo que nunca ha sido capaz en su historia: ganar en la primera jornada de La Liga Santander. Los de Muñiz tratarán de dar la vuelta a un balance de cinco empates y seis derrotas en los once debuts granotas en Primera.

El Levante UD se estrenó como equipo de Primera el 15 de septiembre de 1963 en el mítico estadio de Sarrià, ante el Espanyol de Kubala. El comienzo fue ilusionante, pues dos goles de Domínguez y Vall en apenas dos minutos pusieron el 0-2 en el marcador. A pesar de ello el conjunto blanquiazul remontó anotando cuatro goles, pero Vicente Camarasa en el minuto 86 y Vall en el 88 lograron el definitivo resultado de 4-4 para salvar el primer punto de los de Quique Martín en la máxima categoría.

Un año después, tras lograrse la permanencia en Primera, el Levante de Enrique Orizaola empezaba la temporada en Vallejo ante el Real Oviedo. Al igual que en Sarrià los granotas empataron, pero del festival de goles de la ciudad condal se pasó a una igualada sin goles. Aquella temporada el equipo sufriría el primer descenso a Segunda de su historia.

Tuvieron que pasar cuatro décadas, pero en 2004 el Levante regresó a la élite. El técnico del reestreno en Anoeta no fue el artífice del ascenso Manolo Preciado, sino el recién contratado Bernd Schuster. Igual que 41 años antes los granotas golpearon primero gracias a un gol de Ian Harte, pero la Real Sociedad fue capaz de empatar el partido a uno con un tanto de Nihat. Pese al gran comienzo de temporada, el club valenciano descendió.

El tercer ascenso no se hizo tanto de rogar como el segundo y en 2006 el Levante estaba de vuelta en Primera. El inicio no fue el deseado, ya que los pupilos de Juan Ramón López Caro cayeron goleados en el Sánchez Pizjuán por un duro 4-0 endosado por un Sevilla que acababa de ganar su primera Copa de la UEFA. Fue la primera derrota granota en una primera jornada después de tres empates, pero ese año se logró la permanencia.

Con Abel Resino como entrenador, tras salvar al equipo el año anterior, empezó en Son Moix la peor temporada de la historia del Levante. Los granotas fueron superados por el Mallorca y goleados con un 3-0 que empezó a evidenciar las carencias que, junto a los problemas administrativos, llevaron al club a Segunda como destacado colista.

Contra todo pronóstico el Levante consiguió su cuarto ascenso en el año del centenario, por lo que en 2010 volvía el fútbol de Primera a Orriols. Como en 1963 y 2004 los granotas se adelantaron con un gol de Rubén Suárez de penalti, pero un gran Sevilla remontó y goleó hasta poner el 1-4 en el marcador. Pese al titubeante comienzo, una gran segunda vuelta dio la permanencia a los de Luis García Plaza.

Ni siquiera el año del liderato y la clasificación europea se estrenaron los granotas con victoria. El sorteo había deparado un Levante – Zaragoza para la primera jornada de Liga, pero una huelga de futbolistas convocada por la AFE aplazó todos los partidos y a los de Juan Ignacio Martínez les tocó estrenarse en el Coliseum Alfonso Pérez. El Getafe se adelantó por mediación de Miku, pero Juanlu logró el gol del 1-1 pocos minutos después. Curiosamente, el equipo de JIM también empató en la segunda jornada y no conoció el triunfo hasta el tercer partido ante el Real Madrid, el primero ganado de una racha de siete consecutivos que aupó al Levante a la primera posición de la tabla.

Un año más tarde, con la mente puesta en el partido de Europa League que los de JIM iban a disputar cuatro días después en Escocia, tocaba recibir al Atlético de Madrid. Los granotas cosecharon un meritorio 1-1, con un gol tempranero de El Zhar que empataría después Arda Turan. El tiempo dio más valor a la igualada ante un rival que por primera vez en un lustro puso en duda el dominio absoluto del Barcelona y el Real Madrid, un año antes de proclamarse campeón de Liga.

Tras una terrible segunda vuelta con un bajísimo rendimiento deportivo y las acusaciones de un supuesto amaño ante el Deportivo, Juan Ignacio no renovó y el Levante apostó por la experiencia de Joaquín Caparrós. El escenario -el Camp Nou– del estreno era difícil y el partido se saldó con la derrota más abultada de la historia del club en Primera: un 7-0. El partido ante el Barcelona fue la única vez en la temporada que el bagaje de goles en contra fue abultado, pues un destacado Keylor Navas encajó muy pocos tantos durante el año.

Las negociaciones para renovar a Caparrós no llegaron a buen puerto y Manolo Salvador optó por el fútbol más vistoso de José Luis Mendilibar. Igual que sucederá mañana, el primer partido de la corta trayectoria del vasco como granota fue un Levante – Villarreal. Los groguets, entrenados entonces por el ahora valencianista Marcelino, fueron muy superiores y se impusieron por 0-2 con goles de Uche y Cheryshev.

Tras ocho jornadas muy pobres, Lucas Alcaraz sustituyó a Mendilibar como granota y salvó al equipo. Pese a la permanencia, la continuidad del granadino en Orriols para el curso 2015-16 fue muy cuestionada y comenzó la temporada ante el Celta con una nueva derrota como local. El partido estuvo totalmente marcado por la polémica expulsión de Simao Mate en el minuto 5, a la que se añadió el gol mal anulado a Deyverson. Con uno menos el Levante cuajó una actuación meritoria y consiguió empatar el tanto inicial de Orellana con un gran disparo de falta de Verza. No obstante, un desafourtunado gol en propia de Iván López en la recta final del encuentro propició que el conjunto de Berizzo se llevase los tres puntos con un resultado de 1-2. Los granotas merecieron mucho más en su último debut liguero en Primera y, de haber mostrado aquella versión durante toda la temporada, probablemente no hubiesen sufrido demasiado para obtener una permanencia que no se consiguió.

1 COMENTARIO

  1. […] En el caso de los granotas, intentarán repetir el resultado de la última visita del Villarreal al Ciutat: Alcaraz se la jugaba y el Levante ganó 1-0 con un gol tardío de Deyverson, en el que fue uno de sus mejores partidos del año. En la vuelta, los de Marcelino se vengaron y les endosaron un doloroso 3-0. Un dato que juega muy en contra del Levante es su mala fortuna en las primeras jornadas: nunca ha ganado el primer partido de Liga en Primera. […]

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí