Una buena segunda parte del conjunto granota tira por la borda un partido que el Juvenil A valencianista tenía controlado.

Mediodía de derbi valenciano en la Ciudad Deportiva de Paterna. Valencia y Levante se medían en la sexta jornada del grupo VII de División de Honor Juvenil en un bonito encuentro que sirvió para celebrar el día de Comunitat Valenciana. Un Nou d’Octubre que amaneció nublado antes de que el sol luciera con fuerza en el campo 3 de la propia Ciudad Deportiva. 

El envite comenzó con mucha intensidad. Ambos conjuntos eran conscientes de la importancia del choque de cara a la clasificación final, por lo que salieron al partido respetándose mutuamente. Así, mientras el Juvenil levantinista buscaba ser más directo e incisivo, el Valencia de Miguel Ángel Ferrer Mista intentó crear fútbol gracias el dominio del esférico. Con el encuentro abierto, Alberto Rabasso se sacaba un disparo seco a la escuadra que, tras tocar el larguero, entró en la meta de Carles. El Juvenil A VCF se ponía por delante (1-0) 

Era con este marcador con el que los 22 protagonistas se marcharon al entretiempo. En la reanudación, el partido siguió por los mismos derroteros. El Juvenil granota dispuso, sin embargo, una táctica más ofensiva , conocedores de la necesidad de buscar el empate. Ello fue aprovechado por los valencianistas para crear peligro al contragolpe y los ataques por las bandas. Tanto es así, que una ofensiva por el flanco zurdo acabó en un libre directo que convirtió con un excelente disparo Luismi Redondo. Su derechazo superó la barrera gracias a su lanzamiento con la diestra. 2-0. 

Con ese tanto, el choque parecía visto para sentencia, pero un gol del Levante en los pies de Joel servía para recortar distancias y volver a meter el equipo visitante en el partido (2-1 en el minuto 70′). Desde entonces, el envite cambió por completo. El dominio pasó a ser granota, mientras que el Valencia se defendía a la desesperada. En esta situación, un extraordinario centro desde la banda era controlado de manera sublime por Cristian, quien desde dentro del área anotaba el empate (2-2) el 75′. 

En los últimos compases, la intensidad volvió a subir y ambos equipos tuvieron sus oportunidades para deshacer la igualada. La más clara, una chilena de Pedro Pereira que se marchó a la izquierda de la portería defendida por Carles. Tablas en Paterna. 



Iván Herraiz (@ivydalvert) 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí