La Copa del Rey ya está aquí. Después de varias semanas de espera, el Juvenil A del Valencia recibía en casa al Málaga en la Ida de octavos de la Copa del Rey Juvenil. Una competición a la que lograron meterse en la última jornada de liga gracias al triunfo ante el Real Murcia.

Mista alineó un 4-4-2, con Hugo Guillamón acompañando a Pascu en el centro. El lateral derecho lo ocupó Guillem Molina y las bandas fueron para Pablo Jiménez y Vicente Esquerdo. El resto de la zaga la completaban Badal, Iñaki Pardo y Fran Cortijo. Emilio Bernad, bajo palos. Arriba, Kangin Lee jugó junta a Jordi Escobar en punta de lanza.

Los de la Academia plantearon un encuentro muy serio desde el principio. Pese a que eran los malacitanos los que querían llevar el peso del partido, el Valencia trabajó muy bien a la hora de neutralizar su fútbol. El banquillo ché pidió a los suyos que adelantaran las líneas y buscaran la presión alta. Eso obligaba al Málaga a buscar la espalda de Guillem Molina con las internadas de Hugo, pero sin mucho éxito.

Del otro lado, el cuadro valencianista era más eficiente en su fútbol. Con Kangin Lee apareciendo por la frontal los de Mista quisieron dejar claro su deseo de llevarse el partido. Precisamente de un balón a la espalda de la defensa llegó el primer gol en la primera ocasión del encuentro. Pablo Jiménez se dejó todo para llegar antes de que el balón saliera y dar el pase de la muerte a Kangin Lee. El coreano, con potencia desde atrás, subía el 1-0 al luminoso del Estadio Antonio Puchades (minuto 6).

El encuentro siguió por la misma tónica, pero el Málaga apenas inquietaba a Emilio Bernad a balón parado. El propio Kangin desde la frontal y Jordi Escobar con un tiro cruzado pudieron ampliar la renta. El ariete catalán de origen valenciano estuvo muy participativo con el primer acto, tratando de sorprender a los centrales. Pablo Jiménez, con un tiro que detuvo el meta en área pequeña, tuvo la ocasión más clara del tramo final de los primeros 45 minutos.

Tras el descanso, la escuadra de la Costa del Sol salió muy enchufada, y con la necesidad de marcar. No obstante, tampoco se volcó arriba sabedor de que quedaba un choque de vuelta. El equipo de la Academia continuó muy serio y apenas sufría en acciones a pelota parada en algún contragolpe. En uno de ellos, Iñaki Pardo estuvo providencial para cortar abajo.

Antes, Vicente Esquerdo había estrellado el balón en el palo con una volea. Con la entrada de Martín Lapeña y Antonio García, los valencianistas intentaron hacer valer los contragolpes. Cerca estuvieron de hacer el tercero. El técnico del Málaga le pedía cabeza a los suyos. En el minuto 77, Carlos Pérez provocó un penalti que convirtió desde los once metros Hugo Guillamón. La eliminatoria se ponía de cara.

Con todo, el Juvenil A de Valencia se lleva una buena ventaja a la capital malagueña. Sobre todo, sin haber encajado un gol. El equipo de la Academia golpea primero y presenta su candidatura para ir a por la Copa del Rey.

Iván Herraiz (@ivaanherraiz)

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí