División de Honor está cerca de llegar a su fin y la parte crucial de la temporada ya está marcha. Los equipos luchan de forma real y definitiva para rubricar los objetivos fijados a principio allá por el mes de septiembre.

A falta de cinco jornadas para el final, el Juvenil A de Valencia y Levante llegaban a la matinal del sábado con las ganas y la ilusión de llevarse un nuevo derbi. Los locales, tras la derrota ante el Ranero, necesitaban sumar, a ser posible de a 3, para comenzar a sellar la clasificación para la Copa del Rey, la cual disputan los dos primeros de cada grupo, así como el mejor tercero.

Todo ello, sin descuidar que el líder Atlético Madrileño llegaba solo seis puntos por encima y que la jornada anterior demostró que no es inexpugnable.

Miguel Ángel Ferrer Mista alineó con 4-3-3, con Pascu, Kangin y Esquerdo por en la medular y Antonio García de estilete en punta de lanza. Atrás, Pablo Seguí volvía al lateral derecho en casa y Molina y Badal en el centro. Con esa disposición, el Valencia trató de llevar la iniciativa del partido con el dominio del balón.

Ya en el minuto 4 de juego, Vicente Esquerdo lanzó un zurdazo desde la frontal a pase de Kangin Lee que rozó la cepa del poste de la meta de los de Orriols. Fue la primera ocasión del choque y una declaración de intenciones de los blanquinegros.

No tardaría el Juvenil A del Valencia en conseguir perforar la portería del Levante. Guillem Molina enviaba un gran desplazamiento en largo para la carrera de Pablo Seguí por banda diestra. El lateral levantó la cabeza y vio a Pablo Jiménez, que remató al palo largo para que el esférico se encontrara con la red -aunque con cierto suspense-. 1-0, minuto 10 de juego.

El Levante, que no llegaba todo lo arriba en la tabla que esperaba a principio de año, trató de reaccionar percutiendo sobre todo por la diestra. Pablo Seguí tuvo que cortar providencial un remate de Christian tras un centro de Pitu desde el mencionado costado. Robando en tres cuartos trató de crear peligro el cuadro granota. Pero el Valencia, sabedor de que el Levante debería dejar más espacios, trató de aprovecharse de la vertiginosidad de Kangin, Pablo Jiménez y Xavi Estacio en las transiciones rápidas para tratar de ampliar la renta. Kangin Lee pudo hacer el segundo con un disparo ajustado que tocó en un defensor. Antes, el Levante había buscado la igualada con un remate de Cantero, pero ni uno ni otro equipo lograron que el marcador cambiara antes de llegar al descanso. El árbitro enviaba a los 22 protagonistas a vestuarios con 1-0 en el luminoso.

En el segundo acto, el Levante tuvo que arriesgar más y el Valencia gozó de ocasiones al contragolpe. En el 60′, Kangin estuvo cerca de marcar a dejada de Pablo Jiménez. Pero los granotas no se rindieron hasta el final y en la acción siguiente su delantero se quedó también próximo al gol.

Para buscar el equilibrio, Mista sacó a Carlos Pérez para juntarse en el centro con Pascu, pero una acción aislada acabó en pena máxima tras un empujón de Emilio Bernad. Cristian, jugador granota, envió el penalti fuera. Emilio lo había adivinado. Con esto, el Juvenil A ché se veía cada vez más cerca de la victoria. No obstante, tuvo que remar mucho todavía para conseguir llevársela.

Con el Levante volcado aunque sin generar mucho peligro, Pablo Jiménez, Jordi Escobar o Samu Sáiz pudieron sentenciar el encuentro al contragolpe. Tras la última ocasión de este último, el colegiado decretó el final.

El Juvenil A ché consigue así un triunfo crucial para sus aspiraciones coperas. Los de Mista tratarán de volver a encadenar resultados positivos para culminar de la mejor forma posible el campeonato en el grupo VII de División de Honor.

Iván Herraiz (@ivaanherraiz)

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí