El partido entre el Infantil FVCF del Valencia y el Alboraya inauguraba la jornada matinal de F11 en la Ciudad Deportiva de Paterna. Los locales llegaban, tras la derrota en la pasada jornada, con la intención de llevarse los tres puntos ante el tercer clasificado de la Liga Autonómica.

El Valencia desde muy pronto se metió en el encuentro, llegando a tener la primera ocasión del partido en los primeros minutos en las botas de Izan Carbonell. Pese a ello, el choque comenzó con mucha igualdad y pocas ocasiones. Las posesiones eran cortas, y el rival robaba el balón con facilidad.

Pasados los primeros 10 minutos de partidos, el Alboraya se empezó a encontrar más cómodo en tareas ofensivas, con centros laterales, eso sí, bien interceptados por la zaga valencianista o el guardameta Andres Céspedes. El portero ché fue clave en la mejor ocasión del primer tiempo, cuando Víctor, delantero del equipo visitante, se plantaba ante Andrés y este resolvía deteniendo el balón.

Mientras el Alboraya buscaba el gol desde la banda izquierda, consiguiendo en más de una ocasión generar peligro, el Valencia lo intentaba desde fuera con algún disparo lejanos y balones al “9”.

Si en la primera parte la primera ocasión fue para los locales, en el segundo tiempo sería al revés. Diego, que salía desde el banquillo, mandó el balón al travesaño con un disparo desde fuera del área. A la siguiente jugada lo volvería a intentar, pero en este caso si que conseguiría anotar el gol (0-1, m. 40).

Con la ventaja en el marcador, el Alboraya parecía que tenía el partido bastante controlado, e incluso en los minutos posteriores al gol pudieron anotar el segundo. Diego y Jacobo dieron dolores de cabeza a la defensa blanquinegra.

Pero con el paso de los minutos, el Fundación tiro de orgullo y comenzó a hacer un bonito fútbol ofensivo. Oskar Adam y Bruno Calcagno entraron al terreno de juego muy participativos, y Marc Abril tuvo un buen papel en la distribución del juego. Izan tendría una de las mejores para los ‘ché’ con una preciosa jugada individual que finaliza picando el balón por encima del portero, pero la pelota cayó en la parte superior de la red.

El Valencia había encerrado al Alboraya y buscaba con insistencia el empate, pero el cansancio y la buena defensa rival tuvieron su peso y esto fue a menos. Pese a ello, el equipo de Toni López tuvo la última con el tiempo cumplido, pero el cabezazo de Izan fue detenido por el meta.

Pese a la derrota, el Infantil FVCF continúa en su progresión formativa tras un gran partido, mientras que el Alboraya se mantiene en los puestos altos de la tabla.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí