Liga Autonómica está llegando a su fin. El Infantil A del Valencia y el Alzira afrontaban en la mañana del sábado su penúltimo partido de la temporada. Los locales cerraban el año en casa tras un magníficos registros y el título de liga en el bolsillo desde el 28 de abril. Por su parte, los de la Ribera visitaban la Ciudad Deportiva de Paterna a mitad de la tabla clasificatoria.

El partido arrancó disputado. Los alcireños salieron con muchas ganas y tratando de crear peligro a balón parado. La posesión era ché por lo que el Alzira trataba de sacar tajada de las transiciones rápidas, algunas de ellas comandadas por él punta Jorge Revert.

Sin embargo, el primer tanto del choque llegó por parte del Valencia. Fabio Blanco, que fue alineado para jugar esta vez en el puesto de diez, colgó una pelota parada desde el costado izquierdo para que Cristian Mosquera rematara e hiciera el 1-0 (minuto 7).

Pese a que no hubo una gran cantidad de ocasiones en el primer acto, el Valencia pudo ampliar la renta por mediación de Juan Gómez, que actuó de 6 y realizó una gran acción individual en la frontal.

Antes del descanso, no obstante, llegó el empate del Alzira. Fue a balón parado y lo convirtió gracias a un remate de Cristian Osca en el segundo palo (1-1).

La segunda parte comenzaba bien para los valencianistas, con un par de acercamientos al área rival en busca del gol que desempatara el choque. No tardaría de hecho, ya que Iván Francés anotaba a los pocos minutos (2-1, min. 42).

Tras el gol, el partido comenzó a jugarse más en el campo ‘ché’, pero el Alzira no creó demasiado peligro a la defensa valencianista. Aún así, el Valencia aprovechó sus oportunidades. En primer lugar Josemi Barragán remataba perfectamente un centro de Iván Francés y después Borja de la Fuente marcaba el cuarto y decisivo del choque (1-4, min 63).

Con todo, el Infantil A del Valencia cierra una temporada de ensueño en casa. Los de José Luis Bravo han logrado 45 puntos de 51 posibles en casa, y se ha mantenido invicto. Los seis puntos que no ha conseguido han sido fruto a tres empates a cero ante Villarreal, Levante y Alboraya. Además, el cuadro de la Academia solo ha encajado dos goles en casa en los 17 encuentros disputados -fue ante el Kelme a finales de enero-. Unos números de récord de una escuadra absolutamente equilibrada.

Una generación, la de 2004, que dará alegrías en futuro a la Academia. Además del título liguero, ha logrado levantar torneos tanto en el periodo navideño como en Semana Santa. Antes de cerrar la temporada jugará dos más. Uno en Zaragoza (del 1 al 3 de junio) y la Cerdanyola Cup en en Barcelona del 8 al 1″ de junio. Previamente deberán cerrar la liga ante el Hércules.

Iván Herraiz (@ivaanherraiz)

David Quijal (@DavidQuijal)

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí