Solo faltan ocho jornadas y la Liga está que arde en Autonómica Cadete. El Valencia no falló ante el Roda, después de que el Villarreal consiguiera alzarse con el primer puesto en la tabla tras disputar el partido aplazado que tenía pendiente. 

El encuentro empezó con una intensidad bastante alta, digna de dos equipos competitivos en esta Liga. Los locales, dirigidos por Miguel Grau, buscaban crear peligro por dentro con Sergio Soler, Pablo Gozálbez y Nacho Ferrer, aunque el recurso de jugar por banda con Guille Lozano también fue una opción a la que recurrió. Un Cadete A que empezó el choque con defensa de 3 a la hora de atacar, siendo Álvaro Torrijos el que se incrustaba de vez en cuando entre los centrales. 

Con el envite abierto, Pablo Orquín cedió de cara a un Nacho Ferrer que llegó con todo y definió a la perfección a la red. Era el 1-0 y rompía el marcador a diez minutos del descanso. Un entretiempo que no cambió el choque en demasía. 

La gran diferencia en la segunda parte fue la efectividad valencianista. Pese a los intentos de contra del equipo convenido con el Villarreal, la escuadra de Miguel Grau fue capaz de sentenciar el partido en los primeros compases del segundo acto. 

El 2-0 lo anotó Pablo Orquín tocando con la puntera un balón que caía con nieve y, posteriormente, aprovechó una pelota filtrada entre los centrales para hacer el 3-0 (minuto 53′). Con el choque ya resuelto, el técnico che pasó a defensa de cuatro introduciendo a Chumillas. 

A unos minutos para el final, Roan Riera, que había entrado en la segunda parte como central, remató un saque de esquina para sellar la victoria definitivamente (4-0). 

La próxima semana, el Cadete A visitará al Torre Levante, mirando de reojo el choque entre el Cadete Fundación y el Villarreal que puede ser decisivo en la disputa por la liga. Solo un punto diferencia a Villarreal y Valencia. 

Iván Herraiz (@ivaanherraiz) 



 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí