Gol de Leo Messi en Mestalla | Foto: David Ramos / Getty
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar
Las mejores ideas para regalar

Con la temporada que está a punto de comenzar, se cumplirá una década de la que fue la última campaña de Santiago Cañizares en el Valencia, en la que el guardameta, junto a Albelda y Angulo, fue apartado del equipo de Koeman. Finalmente se retiró al acabar la temporada.

Desde entonces, nadie ha conseguido hacerse con el rol que tuvo el potero de Puertollano. Hildebrand, César, Renan, Moyà, Guaita, Alves, Yoel, Jaume, Ryan y ahora Neto… Un total de diez candidatos para un puesto, de los cuales ninguno ha conseguido darle una regularidad meritoria para un club como el Valencia.

César Sánchez, el primer titular

El primero en conseguir la etiqueta de ‘portero titular’ sería César Sánchez, quien llegó a Mestalla con 36 años y consiguió colocarse por delante de Hildebrand, Renan y Moyà. El jugador cacereño se ganó la simpatía de la afición y el ser uno de los capitanes del equipo de Unai Emery. En la temporada 2009-2010, el Valencia consigue la tercera plaza de la liga, con César en la portería y siendo el equipo con menos goles encajados (40) por detrás de Madrid y Barcelona.

Un año después, con la vuelta del canterano Vicente Guaita, César perdería ese puesto de titular, llegando el joven portero valenciano a jugar más minutos. Guaita volvía al Valencia tras ganar el Trofeo Zamora de Segunda División con el Recreativo de Huelva.

Turnismo entre Guaita y Alves

Entre la temporada 2011-2012 y la 2013-2014, la portería estuvo compartida, casi equitativamente, por Vicente Guaita y Diego Alves, sin que ninguno de los dos consiguiera resaltar sobre el otro. Durante esta etapa, se debatió mucho sobre si esta situación era buena para ambos jugadores y para el club.

En la primera temporada, el equipo encajó 44 goles en liga, siendo el mejor tras los dos grandes. Pero esto sería solo cosa de un año, porque durante las dos siguientes campañas la cifra ascendió a 54 y 53 goles respectivamente.

En la segunda parte de la 2013-2014, el rendimiento de Guaita cayó. Una sucesión de fallos decisivos y la pérdida de confianza, hizo que Diego Alves consiguiera ganar definitivamente la batalla de la portería, provocando de este modo la salida del potero valenciano.

El momento de Diego Alves

Durante el siguiente año, Diego Alves lo jugó prácticamente todo en una de las mejores campañas ligueras que se le recuerdan al Valencia. Nuno, recién llegado a la capital del Turia de la mano de Peter Lim, le dio toda su confianza al potero brasileño. Esto se tradujo en que, con la ayuda de un buen nivel defensivo del equipo, el Valencia solo encajara 32 goles en toda la liga, menos goles incluso de los que recibió el Real Madrid aquella temporada. Además, Alves superó el récord de imbatibilidad en Mestalla.

La temporada tuvo un final agridulce para Diego Alves, pues en el último partido, en el que los valencianistas conseguías la clasificación para la Champions, sufrió una lesión en el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de su rodilla derecha, dejándolo fuera de los terrenos de juego durante más de medio año.

Vuelta a la inestabilidad

Durante el tiempo que el brasileño no estuvo apto, la portería fue compartida por Jaume Domenech y Mathew Ryan, generando de nuevo el debate en la posición con su vuelta.

Pese a la existencia del debate público, la titularidad siguió siendo para Alves, pero su rendimiento ya no era el mismo. Diego Alves dejó de ser seguro bajo los palos, más allá de su eficacia en los penaltis. Durante la pasada campaña, el Valencia encajó 65 goles. El doble que dos temporadas atrás.

Con la salida de Diego Alves, se abre un nuevo futuro para la potería ‘ché’. Marcelino tendrá que decidir entre Neto y Jaume, o en su defecto, apostar por ambos, como otros entrenadores hicieron.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí