El viernes pasado se hizo oficial el fichaje de Sergio Asenjo para las 5 próximas temporadas, hasta 2019, a cambio de unos 3 millones de euros. Lo cierto es que la operación se ha llevado en secreto sin apenas filtrar nada al exterior, aunque desde Madrid se apuntaba que el Atlético pedía cifras demasiado elevadas.

 

Tras la extraordinaria temporada temporada que realizó la pasada temporada el meta palentino en su cesión al submarino quedaba claro que el Villarreal iba a hacer todo lo posible para quedarse en propiedad al guardameta que el pasado sábado cumplía 25 años.  No hay duda de que Asenjo ha sido una de las piezas clave para que el submarino pueda disputar Europa este año, a pesar de que el año pasado cuando se oficializó su fichaje muchos dudaban de lo que podía aportar al club, ya que por culpa de dos graves lesiones de rodilla apenas había tenido continuidad.

 

Sin embargo no tardó en adaptarse al club y con su buen hacer se ganó  el respeto tanto de sus compañeros como del cuerpo técnico. Cualidades como la seguridad, los buenos reflejos, y su liderazgo, además de haberse destapado este año como un especialista en parar penaltis han hecho que durante toda la temporada se asentara en el puesto de titular relegando a Juan Carlos al banquillo.

 

Sergio Asenjo ha encontrado un lugar donde pasar muchas temporadas y volver a ser ese portero que deslumbró a media europa antes de sufrir varias lesiones que por fortuna ya tiene olvidadas.

 

 

Compartir
Artículo anteriorEl Villarreal sale de compras
Artículo siguienteEl método “Chéryshev”
Apasionado del deporte Valenciano en casi todas sus vertientes. Fiel aficionado del Villarreal. Jefe de sección en La Taronja Deportiva.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí